jueves, 3 de enero de 2019

EL GRAN “TRIO” DE LA DISCORDIA ECUATOGUINEANA

*Huyeron de la quema, tras intentar, desde dentro, quitar de en medio a Obiang Nguema y hacerse con el poder dictatorial y mantenerlo en sus manos (Mongomo)
*Se mantienen en débil conexión con los oriundos de Mongomo en el exilio; algunos de ellos participaron y se salvaron -como ellos- de la quema…
*Se niegan a toda conexión con la oposición “no de Mongomo” o cercana a la solución institucional, pacífica y pactada (TRANSICION EDUCADA)
*Les aguarda, como a sus compañeros de “lucha”, encarcelados o poderosos e intocables cargos gubernamentales de Mongomo, un período de ostracismo (dentro y fuera del país); sin juicio; pero sin poder llevar a cabo sus planes de suplencia, estilo “mongomil”-como lo llaman ellos mismos.
https://pbs.twimg.com/media/DuiF0glW4AAAi0T.jpg:large
Don Bienvenido NDONG ONDO, empresario y Tesorero del Movimiento. Don Martín OBIANG ONDO MBASOGO, Presidente. Don Rubén Clemente NGUEMA ENGONGA, Vicepresidente, protagonistas del llamado Movimiento de Liberación de Guinea (MLG), apellidado “III República”. Obiang Nguema repite, siempre: “El que quiera el poder en Guinea Ecuatorial, que haga como hice yo” Cada vez que alguien intenta responder a tan extraño reto, Obiang Nguema actúa sin piedad, especialmente con los “detractores” (los que intentan abandonarle) como el caso de este trio y otros implicados en el “Caso 24 de diciembre de 2017…”
El Confidencial de Guinea Ecuatorial, 3 de diciembre de 2018.- La foto que abre paso a   este breve reportaje, deja muy claras las actitudes de cada uno de estos tres de los supuestos protagonistas del intento del golpe de astado casero que pretendió desplazar violentamente a Obiang Nguema Mbasogo del poder dictatorial, en Guinea Ecuatorial, el 24 de diciembre de 2017 y marcarse una “Tercera República” en Guinea Ecuatorial. Un plan tan “legítimo” como respaldado por el propio y actual presidente de la dictadura de Guinea Ecuatorial, Obiang Nguema que lo tiene declarado, en dos vertientes, tras haber tomado violentamente el poder de manos de su tío Macías:

1.- “El que quiera el poder de Guinea Ecuatorial, que haga como lo hice yo. Con la violencia de un golpe de estado”.
2.- “El poder de Guinea Ecuatorial debe agotar 12 presidentes,  oriundos de Mongomo”
Tan pronto como los tres consiguieron (¿Un milagro?) zafarse del control, detención, encarcelamiento, tortura y segura muerte, de manos de Obiang Nguema en Guinea Ecuatorial, y llegaron a España (cuna de la infancia colonial guineana) se dieron prisa por “invertir” y dar vida a su indiscutible capacidad económica, creando un “MLG III REPÚBLICA” (Movimiento para la Liberación de Guinea-III República)
Su conexión, exitosa o no, con círculos de su mismo pensamiento político (Mongomo) en España y en el exterior, les permite u obliga a prescindir de contactos con quienes, libres de atavismos distritales, étnicos o tribales, hablan de un SALIDA INSTITUCIONAL, una TRANSICIÓN PACÍFICA que, previo un pacto de retirada, sin convulsiones violentas, de Obiang Nguema, permita unas ELECCIONES LIBRES en Guinea Ecuatorial, en las que el pueblo soberano pueda ejercer su LIBERTAD  DE EXPRESIÓN, depositando su VOTO LIBRE en las urnas.
Y aquí están las dos claves de la tragedia política, social, y de subdesarrollo que asola Guinea Ecuatorial y que divide el país en dos grandes bloques:
UNO. – Los que quieren acabar con Obiang Nguema, por un golpe de estado violento y sangriento, como lo exige e hizo él con Macías (no importan las consecuencias y efectos colaterales…); de la mano de un familiar, pariente, miembro del clan y entorno de Mongomo gobernante… Con el objetivo final de que el poder no se mueva de Mongomo (Lo que supondría: a) pérdida del poder sobre el pueblo guineano, manejado, manipulado y dominado durante 50 años…b) Posible pérdida o disminución LEGAL (¡Justicia!) del erario personal e individual acumulado (a base de mucho robo y saqueo del país, bajo la presidencial cobertura, protección, impunidad e inmunidad de Obiang Nguema, durante 50 años) Solución reservada a los armados, adinerados y dueños del poder en Guinea Ecuatorial. Ese miedo a perderlo todo (robo y violencia) es inevitablemente comprensible. Pero nada aceptable o tolerable por el resto del país, y menos para su desarrollo y PROGRESO.

https://2.bp.blogspot.com/-J5Lbdq1bH9M/W4j3B3y7RGI/AAAAAAAAKfY/YUYAoJQzjcIPtYJNJfAndPYsf8fbwrB4gCPcBGAYYCw/s400/Captura%2Bde%2Bpantalla%2B2018-08-31%2Ba%2Blas%2B10.05.10.png
DOS. – Los que ofrecen una retirada pacífica al dictador para facilitar y abrir paso a una TRANSICIÓN pacífica a la democracia y la libertad del país. Algo que choca frontalmente con el plan del dictador y sus rivales internos y algunos externos, a quienes el dictador viene retando a la violencia del golpe de estado.
Si algo, muy significativo, marca la diferencia entre estos dos bloques es que, los primeros acusan a los segundos de traición por no sumarse a sus tesis (violencia y golpe); mientras los segundos aseguran estar de acuerdo con la solución violenta preconizada -como modelo, por el propio dictador Obiang; sin embargo, dudan del objetivo final de abrir paso a la TRANSICIÓN hacia la democracia y la libertad real, o dar continuidad a los devastadores efectos que la dictadura ha producido en Guinea Ecuatorial.
El hecho del fallido intento de golpe de estado contra su eterno, ocurrido el 24 de diciembre del pasado año, 2017, ha dejado muy a la luz la profunda disidencia, ruptura y disconformidad interna del clan de Obiang Nguema; la gran capacidad del General de Brigada Obiang Nguema de abortar -desde su cobarde escondite de Acoa-Cam- cualquier intento de golpe de estado contra su poder dictatorial; sobre todo, la posibilidad de que por la innegable y clara situación de precariedad física de Obiang Nguema, se produzca la natural desaparición repentina de Obiang Nguema, o que los súper armados, multimillonarios y detentores del poder en Mongomo, le den la misma respuesta de golpe que él dio a su tío Macías, con las consecuencias nefastas a que ello conduciría para el pueblo guineano… Todo conduce a la misma convicción. Esto ni se sostiene por mucho tiempo; ni lo solucionan los guineanos, por sí solos…
Vale la pena, como lo ha decidido efectuar la oposición activa en el exterior, acudir a la comunidad internacional. A las Instituciones y a Gobiernos democráticos del mundo para que apliquen la, tanto tiempo apelada, “Diplomacia preventiva”.
https://3.bp.blogspot.com/--Kf2Jisc0Ws/WgjKWnuUTXI/AAAAAAAAJJk/Y3FIfc5585UPhyDJRka21edRCNr6ot0bwCPcBGAYYCw/s400/Captura%2Bde%2Bpantalla%2B2017-11-06%2Ba%2Blas%2B17.55.53.png
Hemos acudido al líder del Partido del Progreso para que nos dé su opinión sobre el análisis que, de forma rápida y sucinta hemos realizad sobre la situación de ruptura que produce el proyecto de fin de la dictadura en Guinea Ecuatorial. Como siempre, Severo Moto Nsa, Presidente del Partido del Progreso de Guinea Ecuatorial, no ha dudado en darnos su opinión.
Este es el texto que nos ha enviado al “Confidencial de Guinea Ecuatorial”:
-Gracias por contar con mi opinión. Opinión que, como Presidente del Partido del Progreso, estoy muy seguro de que comparto con todo mi Partido; y con muy especial seguridad, con el grupo de partidos de “Oposición Democrática de Guinea Ecuatorial en el Exilio” que venimos trabajando en comunión de ideas y objetivos hacia Guinea Ecuatorial.
-El año 2019 se abre dejando atrás a un 2018 francamente desastroso para todo lo que significa y ha podido significar la UNIDAD de la oposición. Como muy bien lo definís en vuestro reportaje, dos mundos dividen no solo a la oposición sino especialmente al mundo de Guinea Ecuatorial. Así, de sencillo:
Hoy, el pueblo guineano está más que nunca UNIDO en un solo deseo:  quitar a Obiang del poder; deseo expresado por todas partes con la frase lapidaria de ¡¡¡OBIANG, VETE YA!!, que se oye por todos los rincones del exilio y en los callados corazones del interior del país.
La Unidad popular y, tristemente, de la oposición, se resquebraja cuando se constata que:
A) Unos quieren que se vaya Obiang, sin que ello suponga el fin de la DICTADURA que, desgraciadamente se ha encarnado de forma disparatada en un distrito: MONGOMO; con dos presidentes dictadores, a cuál más cruel, oriundos de dicho Distrito. La forma de conseguir esta continuidad: Un golpe de estado, como lo hizo Obiang contra su tío Macías.
B) Otros quieren que Obiang Nguema se vaya, claro; y se lleve tras de sí toda la desastrosa infraestructura dictatorial, de muertes, destrucción social, robos, violencia, vacío de proyecto común de estado, vacío de Justicia para la reconciliación y la convivencia social. La forma de conseguirlo: Acudir a la Comunidad Internacional, a Instituciones y Gobiernos democráticos, bajo un lema, cada vez más común, sincero y convincente:
“¡¡SOLOS, YA NO PODEMOS!!”. Lenguaje, este, que solo Obiang y los suyos, poseedores exclusivos de armas, de poder y multimillonarios, pueden despreciar y rechazar o responder con en ese otro lema:
“NOSOTROS MISMOS PODEMOS” seguir dominando, secuestrar, torturar, matar, robar, mentir, falsificar, disimular, engañar a los demás, incluso a los extranjeros y visitantes, y evitar que nos juzguen o nos maten mañana…
Permítanme una convicción: Lo importante no es que se marche Obiang Nguema; sino que su marcha abra paso a la democracia y a la libertad. Cuanto más tardemos en facilitar y apoyar, todos, esa marcha, y sobre todo, esta intención final, más largo va a ser ese camino...”
Por eso estoy muy convencido de que el PROYECTO DE LEY DE TRANSICIÓN DEMOCRÁTICA DE GUINEA ECUATORIAL, que hemos planteado a la comunidad internacional y puesto en las mesas de estudio de Instituciones y Gobiernos democráticos, es la gran prueba y examen para la Oposición Democrática en el exilio y dentro del país, al igual que para el régimen y el pueblo entero de Guinea Ecuatorial.
Planteadas así, las cosas, la vía más eficaz y definitiva para la puesta en acción y el éxito de este “PROYECTO DE LEY DE TRANSICION” es un encuentro entre la poderosa dictadura militar y la Oposición Democrática, en terreno neutral, bajo control, arbitraje e intermediación de fuerza internacional. ¡¡A grandes desastres, grandes soluciones!! Esta es mi opinión.”