martes, 22 de marzo de 2011

“OLVIDAROS DE LOS “VALORES”; PENSAD EN SUS “INTERESES”, CUANDO TRATEIS CON OCCIDENTE”




“OLVIDAROS DE LOS “VALORES”; PENSAD EN SUS “INTERESES”, CUANDO TRATEIS CON OCCIDENTE”                                                                                                      

(Severo-Matías MOTO NSA, periodista guineano)
                                                     
El pasado día 17 de marzo, invitados por el Partido UPyD, asistimos,  miembros del Partido del Progreso, el Gobierno en el exilio de Guinea Ecuatorial, y el Movimiento por las Libertades y el Cambio, a la magistral conferencia pronunciada por el analista internacional, egipcio, Sr. Mohamed El Afifi.

Con la sala de conferencias, atestada de oyentes, Mohamed El Afifi, realizó un análisis en profundidad sobre la ola de gritos y movimientos en reclamo de sus libertades, que acaba de emerger en los países del África del Norte, con imparable proyección a todo el Continente.

Entre sus afirmaciones, y acudiendo al refrán: “Niño que no llora, no mama…” Afifi, aseveró que estos movimientos nacen del clamor interno y público de los correspondientes países islámicos, que, por esos gritos y ese reclamo, reciben hoy el apoyo y reacción de Occidente. Señaló el caso inicial y paradigmático del joven tunecino, que con su inmolación pública encendió la antorcha de protestas que recorre hoy  África. Mohamed Afifi, repasó uno por uno, los casos y países africanos islámicos en los que se ha contagiado el grito de libertad contra sus dictadores, y expresó la certeza de que el movimiento se presentaba como una realidad difícil de contener y frenar; a la vez que valoraba la reacción positiva de un Occidente, hasta aquí, ajeno al dolor de los países africanos atrapados por las dictaduras.

INTERESES CONTRA VALORES

La conferencia, que se transformó en un fecundo diálogo entre los asistentes y el ponente, tuvo como punto de innegable cenit, al tratar de dilucidar si la actuación de Occidente en la oleada de protestas africanas, obedecía a un propósito de Occidente de trasladar los valores democráticos, las libertades y el respeto de los derechos  humanos al Continente africano…

Con una especial solemnidad el analista internacional egipcio, Mohamed Afifi, afirmó:

“Tenemos que olvidarnos de los “valores” a la hora de contar con la colaboración del Occidente; y pensar únicamente en sus “intereses”

Pocas afirmaciones tan contundentes y tan exclusivas como esta, pudieron oírse a lo largo de la conferencia. Afirmación irrefutable, incontestable y que dejaba mudos a todos los asistentes europeos, a la vez que nos dejaba, a los demás, en la triste evidencia  de tener que aceptar algo tan constatado, como es el vacío de valores del que tanto adolece y del que no parece dispuesto a reponerse Occidente.


AFRICA, LA GRAN UBRE DONDE SE LICUAN Y SE ESFUMAN  LOS “VALORES” OCCIDENTALES

Madera, café, oro, petróleo, mar-pesca, diamantes, coltán, gas, geoestrategia, mano de obra barata, incultura, desconocimiento, ignorancia, dictadura, militarismo, tribalismo, racismo interétnico, basura humana. Estos, entre otros,  han venido siendo los grandes pilares sobre los que se ha movido el mundo colonial europeo en sus contactos con África. Es impresionante el miedo que tiene Europa cuando piensa que con los movimientos actuales  África  podría, efectivamente, ser, ya no solo, fuente inagotable de materias primas; sino llegar a estar  preparada para la democracia, el respeto de los derechos humanos, la transparencia (o sea, ausencia de dictadores) el disfrute de las libertades fundamentales.
 
La irrupción de protestas que acaba de iniciarse en África en reclamo de libertades (o simplemente del reparto equitativo de las riquezas de cada país) ha levantado extrañas dudas interesadas en Occidente sobre si África es capaz de ser libre, democrática; o si vale la pena respetar sus derechos humanos y sus libertades.
Nunca me olvidaré de aquel comentario escuchado en Bruselas, durante una animada conversación que mantuve con parlamentarios europeos en un típico almuerzo de debate e intercambio de opiniones.

Tras mi amplia explicación de la situación de Guinea Ecuatorial, donde una dictadura militar, liderada por Obiang Nguema Mbasogo está agotando las constantes vitales del  país en relación a sus libertades fundamentales, sus derechos humanos y sus ansias de democracia; yo pedía, de paso, el apoyo de ms interlocutores al proyecto de retorno en libertad que el Partido del Progreso tenía en sus manos. Confieso que  escuché, horrorizado, en francés, este comentario:

-    Pero, y si Guinea Ecuatorial se arregla y se normaliza democráticamente, qué será de la pesca que estamos llevando de allí? (Sic)

La “Revolución de las Ceibas” que están propagando, y divulgando, y promoviendo los jóvenes guineoecuatorianos en España, debe tener como eje, una permanente invitación a Occidente a ser capaz de conjugar los VALORES con los INTERESES. Si no…la “ODISEA AL AMANECER” que está castigando a Gadafi no será más que una simple, mortal y rechazable exhibición del poder de los INTERESES. Si Occidente quiere ser creíble, tras la odisea de los INTERESES, tienen que aflorar los VALORES: Libertad, democracia, derechos humanos, elecciones libres; muerte y fin de tiranos crueles.

Solo así, pescar en el Mar Atlántico-Sur de Guinea Ecuatorial (emporio -ocultado- de merluzas y de otras especies de primera) será conjugable, y no opuesto, con los VALORES.

Tiene muy poco sentido que África dé lecciones de VALORES a Europa. ¡¡¡Pedimos, por ello, perdón….!!!