miércoles, 18 de septiembre de 2019

GENOVEVA NCHAMA, UNA FILIBUSTERA DE LA POLITICA, ESPIA EN ESPAÑA DE LA DICTADURA

                       Genoveva Nchama, senadora del régimen dictatorial de Obiang Nguema 

Exilio forzado del Partido del Progreso en España, 18 de Septiembre de 2019.- En la historia de nuestra lucha contra Obiang Nguema siempre nos hemos encontrado con algún siniestro personaje dispuesto a jugar un doble y oscuro papel: mientras aparentaba defender  al pueblo guineano, se encontraba en realidad al servicio del dictador, haciendo de esta situación su modus vivendi. Genoveva Nchama es uno de ellos.  ¿Qué mejor servicio a la dictadura, que denigrar, desprestigiar y lanzar falsas acusaciones contra los opositores exiliados, especialmente  contra Severo Moto, un autentico referente en la lucha contra la tiranía y un continuo  “dolor de cabeza” para Obaing Nguema?. 

Ante la especial saña con la que esta mujer está dirigiendo sus ataques, una y otra vez, ya de forma cansina, contra el Presidente del Partido del Progreso, Severo Moto, nos vemos en la obligación  de salir en defensa de la verdad y hacer justicia a una persona que ha dedicado toda su vida a luchar contra la dictadura de nuestro país, siempre en defensa de la dignidad, la libertad y los derechos de los guineanos.  
Estos hechos, tan graves y lesivos a la dignidad y a la honra del Presidente del Partido del Progreso y  por ende a la de todos los militantes de este partido, así como a los demás partidos democráticos exiliados, ya han sido puestos en manos de la policía.  
Genoveva, que denuncia hipócritamente la utilización que hacen de algunas mujeres, está siendo dirigida por Constancia Mangue y por aquellos que forman parte del clan dictatorial, así como,  de otros que defienden intereses espurios, o que están movidos por el odio y la envidia. Genoveva se ha convertido en la “tonta útil” para los enemigos del pueblo guineano.
Conozcamos al personaje:
Se puede afirmar, sin temor a equivocarnos, que Genoveva milita en estos momentos en el PDGE y que ha sido enviada por Constancia Mangue a espiar y a desbaratar la oposición exiliada. Para ello se envuelve en la falsa bandera de defensora de los guineanos, cuando en realidad apuesta por la dictadura, extremo que lo ha declarado ella misma, al afirmar en uno de sus audios que es el Dictador el que tiene que arreglar esta situación y que para cambiar las cosas hay que estar en Guinea junto a Obiang. 
La amistad con la familia Obiang, le viene de lejos, del hecho de haber estado estudiando con la hija de Obiang, circunstancia que le lleva a estrechar lazos con la familia Obiang.
Su filibusterismo político es ya legendario desde su pertenencia a Convergencia Liberal Democrática (CLD) creado por el actual Viceprimer Ministro, Alfonso Nse Mokuy, pasando por Unión Popular (UP), también militó en APGE y en Convergencia Democrática Social y Popular (CDSP), fundada por el difunto Secundino Oyono Aguong Ada, y finalmente en el PDGE de Obiang. Sabemos también que fue rechazada por el Partido del Progreso y también por CPDS.
En todos los partido que ha militado ha creado la división y en muchos casos la bicefalia. Unión Popular, por ejemplo, fue traicionada por Genoveva al aceptar uno de los cuatro escaños que les regaló Obiang y que ellos rechazaron, pudiéndose contar entre las filas del PDGE a partir de este momento.    
Otro hecho: el 11 de Noviembre de 2007 en la Conferencia Económica que llevó a cabo la dictadura, Genoveva Nchama fue una de las representantes,  precisamente del PDGE.
Desde el Partido del Progreso rechazamos categóricamente todos los infundios que está lanzando contra Severo Moto y le exigimos, también se lo exigirá la justicia, que presente pruebas. Le pedimos a Genoveva que pregunte a Obiang a ver si tiene ese documento que dice que le firmó Severo. Si fuera verdad que lo posee, ya lo hubiera sacado a la luz, porque ganas de acabar con él nunca le han faltado.
Su verborrea de verdulera, el  odio y el sectarismo que destila esta mujer, provocan sentimientos de rechazo y aversión entre los que tenemos  que soportar sus cansinos y tediosos audios. 
Ningún verdadero opositor se le ha ocurrido descalificar a la oposición exiliada, que es lo mas noble que existe en Guinea. ¡Para que no se te olvide¡: la mayor parte de los opositores exiliados han tenido que salir de su país con lo puesto, de noche o haciendo largas travesías en cayuco, huyendo de la cárcel y de la muerte, que Obiang les tenía preparado porque cometieron el "gran crimen" de oponerse a su dictadura y defender a su pueblo de este tirano, al que tu estás sirviendo. Precisamente al encontrarse libres lejos de la zarpa del dictador, los exiliados han podido denunciar en el mundo entero el régimen de terror, latrocinio y opresión que ha instaurado Obiang en Guinea Ecuatorial. Su sacrificio ha valido la pena, han conseguido que todas las naciones y la opinión publica internacional -¡mira lo que dice Amnistía Internacional de las prácticas asesinas de tu Presidente¡-. rechacen al dictador y a su régimen opresor.
¿Qué ha conseguido para nuestro pueblo la oposición de dentro, la que concurre junto al PDGE a las fraudulentas elecciones que Obiang convoca para ganarlas?. ¿Han hecho cambiar las cosas en 40 años?. Yo te digo lo que han conseguido: un único escaño en la Asamblea que controla la dictadura. 
Genovesa Nchama y muchos de los que han estado beneficiándose de Obiang, no han movido un dedo cuando veían maltratar a nuestro pueblo, y ahora, cuando ven que su dictadura no es viable y el barco se hunde, vienen al exilio,  convertidos en los paladines de la libertad de nuestro pueblo. Nadie os ha impedido, ni recriminado que vengas ahora al exilio, en el que llevamos toda la vida sufriendo sus consecuencias, mas aún, os hemos dado la bienvenida, pero lo que no estamos dispuestos a tolerar es que vengas a denigrados, insultarnos, a verter contra nosotros falsas acusaciones y querer destruir nuestro honor, ¿y quién sabe si también tenéis entre vuestros planes destruir nuestros cuerpos?. ¡No¡, por dignidad y por la memoria de todos los que han dado su vida en la lucha contra la dictadura,  ¡eso no¡. ¡no os lo vamos a permitir¡