miércoles, 29 de febrero de 2012

LA PRENSA ESPAÑOLA SIGUE RECOGIENDO LAS DENUNCIAS DE CORRUPCION CONTRA TEODORIN


Teodorín tiene de todo
        El hijo del dictador guineano acumula un tesoro en París
La policía francesa no daba crédito al tesoro escondido en el número 42 de la avenida Foch, en París. Tras una puerta majestuosa, como todas las del barrio, los agentes encontraron una residencia de 5.000 metros cuadrados distribuidos en seis plantas y atendidos por una treintena de personas de servicio. Entre las 101 habitaciones del inmueble, destacaba un comedor con columnas de coral y una mesa para incontables comensales, un dormitorio de 200 metros de planta, una discoteca insonorizada, una sala de juegos y hasta una peluquería. Saber que el propietario era el delegado permanente adjunto de Guinea Ecuatorial ante la Unesco no aclaraba nada; tampoco que acumulara este cargo con el de ministro de Agricultura y Bosques de ese país africano. El título que, sin embargo, permitía dar cuenta de tanta obscena ostentación no era político sino biológico: el propietario es hijo de Teodoro Obiang, el tirano que sojuzga la antigua colonia española desde 1979, y ahora aún más enriquecido con una renta del petróleo que no llega a una población castigada a la miseria. Como lleva el mismo nombre que su padre, se le conoce, y no solo en familia, por el diminutivo de Teodorín.

A raíz de la denuncia de la ONG Transparency International, la Oficina Central para la Represión de la Delincuencia Financiera de Francia obtuvo un mandato judicial para registrar el domicilio parisiense de Teodorín. El resultado provisional fueron dos contenedores de joyas, muebles, ropa y objetos de lujo. Y eso sin contar los automóviles de diversos colores, que Teodorín utilizaba haciendo juego con su indumentaria del día. La policía lamenta no haber encontrado el cuadro de Degas Tres bailarinas antes del ejercicio, que Teodorín adquirió hace unos años.
El inventario de los bienes requisados en la mansión parisiense de Teodorín es tan largo, y tan astronómico su valor, que tal vez se ahorrara tiempo y esfuerzo estableciéndolo, no a partir de lo que contiene, sino de lo que no contiene. O sea, que bastaría con decir en el documento que Teodorín tiene de todo, excepto, que se sepa, un cuadro de Degas.
Rui Ferreira | Miami El Mundo
EEUU | Cuenta con numerosas propiedades en California
EEUU busca al hijo del dictador de Guinea Ecuatorial para reclamarle 100 millones
  •                                La mansión de Teodorín en Malibú

  • La fortuna se encuentra en California, donde han ubicado 70.8 millones
  • Repartidos en bienes financieros, inmuebles, yates y automóviles de lujo
  • Su salario es de 8.300 dólares al mes, como ministro de Agricultura en Guinea
  • El Gobierno de Estados Unidos busca al hijo del dictador de Guinea Ecuatorial para 
  • decomisarle 100 millones de dólares por considerar que la fortuna tiene origen en
  •  la corrupción reinante en el país africano.
Según una queja presentada esta semana ante dos tribunales federales, en California y Washington DC por el Departamento de Justicia, Teodoro Nguem Obiang Mangué, más conocido por Teodorín, hijo de Teodoro Obiang, sus bienes fueron obtenidos mediante "el robo, la extorsión y la malversación de recursos naturales" y transferidos a Estados Unidos para su "lavado" en el sistema bancario del país.
La fortuna se encuentra toda en California, y las autoridades han logrado ubicar a por lo menos 70.8 millones de dólares en bienes financieros e inmuebles, además de yates y carros de lujo.
Teodorín es conocido por el exagerado tren de vida que lleva en California, donde posee una mansión valorada en 30 millones de dólares, pese a que el salario que recibe en Guinea Ecuatorial, no pasa de unos 8.300 dólares al mes, como ministro de Agricultura y Bosques.
Según la fiscalía estadounidense, Teodorín, "hizo uso de su posición y de sus influencias como ministro del Gobierno de Guinea Ecuatorial para proceder de forma criminal a través de la corrupción y del lavado de dinero, violando con ello tanto las leyes de Guinea Ecuatorial como las de Estados Unidos".
"Con un modesto salario del Gobierno, el ministro Nguema amasó riquezas por valor de alrededor de cien millones de dólares. Mientras su pueblo lucha para sobrevivir, él vivía a lo grande, comprándose un 'jet' Gulfstream y una mansión en Malibú (California)".
El Departamento de Justicia reveló, además, que Teodorín ha adquirido por 2 millones de dólares innumerables pertenencias del fallecido cantante Michael Jackson, incluyendo uno de sus guantes cubiertos de piedras preciosas usadas durante los recitales de la mundialmente famosa gira "Bad".
"Considerando que estas extravagancias proceden de la corrupción en el extranjero con bienes del Estado, el Departamento de Justicia intentará confiscar estos fondos mediante una serie de demandas coordinadas. Con nuestra iniciativa contra la cleptocracia, enviamos un mensaje fuerte y claro: Estados Unidos no va a ser un refugio para las riquezas mal adquiridas de los dirigentes corruptos del mundo", sostuvo el Departamento de Justicia.
No está claro si Teodorín se encuentra en Estados Unidos, ni si ha sido notificado por las autoridades federales, pero un portavoz suyo en Washington DC, dijo que el hijo del dictador de Guinea Ecuatorial ha intentado entregar pruebas que demuestran la legalidad de sus bienes.
"Él no ha hecho nada malo, pero el Gobierno no aceptó las pruebas. Nuestra intención es revisar atentamente estas acusaciones y esperamos poder reunirnos con el Departamento de Justicia y entregarle informaciones que limpien todo esto", dijo Matt Lauer, de la agencia de relaciones públicas Qorvis Communications, que representan a los Obiang en Estados Unidos.
Teodorín enfrenta, además, dos investigaciones similares en Francia y España por el desvío de millones de dólares procedentes del erario guineano para adquirir propiedades en ambos países, entre ellas una en Islas Canarias.
El primogénito de Teodoro Obiang, tiene 40 años de edad y es apuntado por observadores como el virtual sucesor de su padre.